Bajó una intensa lluvia, los rosarinos consiguieron rescatar un empate ante el “Cervecero” y se mantienen en la pelea por el campeonato. Maxi Rodríguez, tras un grosero error de Emiliano Carrasco, puso la ventaja para la visita, mientras que Gonzalo Klusener estampó la igualdad.

Quilmes y Newell’s ofrecieron un lindo espectáculo en el “Centenario”, que se volvió más atrayente por la intensa e incesante lluvia. La “Lepra” comenzó  arriba en el marcador por un error grosero de la defensa local pero no pudo sostener el ritmo de juego y rescató un punto que lo mantiene expectante en la lucha por el título.

Arrancó mejor con la pelota Quilmes, dominando y propiciando el juego más cerca del arco de Oscar Ustari, aunque le falto precisión en los últimos metros. Newell’s, incomodo con la intensa lluvia que hizo imposible desarrollar el juego, encontró la ventaja en el marcador por un error grosero de Emiliano Carrasco, que en su intención de salir jugando no vio a Maxi Rodríguez, que estirando su pierna en el despeje del defensor, logró mandarla al fondo de red.

Le duro poco la alegría a los de Gustavo Raggio, porque un par de minutos después, Gonzalo Klusener, de media vuelta, la puso al ángulo ante la estéril estirada de Ustari.

En el complemento, la lluvia tomó mayor protagonismo y le puso condimento al partido. Quilmes tuvo dos claras en los pies de Adrián Fernández, pero el paraguayo definió defectuosamente y le imposibilitó a su equipo ponerse arriba en el marcador. Newell’s se hizo dueño de las acciones aunque no llegó a preocupar a Dulcich. La “Lepra” se quedó  a mitad del camino y se llevó un punto del Centenario.