El delantero colombiano ya pasó la revisión médica y el lunes firmará su vinculó a préstamo por un año con el club de Avellaneda, mientras que el volante sellará su llegada en los próximos días. Sin embargo, el entrenador Jorge Almirón quiere a un hombre de experiencia para el área y por ello los dirigentes del Rojo se comunicaron con sus pares de Boca por el ex All Boys. Aunque el “Puma”  quiere quedarse en el Xeneize, la llegada de Daniel Osvaldo le abriría las puertas de salida.

Los resultados negativos del verano (caídas ante River por 4-0 y Racing por 2-0) agudizaron la situación de Independiente. Es que la cantidad de nombres que llegaron al Rojo hicieron ilusionar al hincha con un presente más alentador. Sin embargo, el escaso rendimiento de los refuerzos y la poca efectividad en el arco rival, intensificaron la relación complicada que tenía la popular con Jorge Almirón.

El entrenador, que promovió la salida de Daniel Montenegro-uno de los máximos referentes de la actualidad- del primer equipo y que se encargó desde el primer momento  desde que llegó de pedir refuerzos, le volvió a exigir a los directivos que hagan esfuerzos para completar un equipo “competitivo” para afrontar la temporada 2015, en la que solo disputará el torneo local y, luego de la Copa América, la Sudamericana. Los dirigentes cumplieron y siguen acumulando jugadores pese a las arcas flacas.

Independiente, tiene todo acordado de palabra con José Adolfo Valencia. Los dirigentes del Rojo se juntaron con los de Rosario Central y acordaron la llegada del delantero colombiano a préstamo por un año por la suma de 120 mil dólares. El punta de 23 años y 19 cotejos en el fútbol argentino ya pasó la revisión médica y el lunes estampará el gancho en la sede de Avenida Mitre. También cerró la cesión por 12 meses Gabriel Graciani, sin lugar en Estudiantes de La Plata, a cambio de 140 mil dólares.

Sin embargo, Almirón pretende un nueve de mayor experiencia y capacidad goleadora, por eso, Hugo Moyano y compañía, tienen pensado comunicarse en las próximas horas con sus pares de Boca para preguntar por la situación de Emmanuel Gigliotti. El delantero, tiene contrato hasta junio de 2016 y, si bien no es la primera opción de Arruabarrena, se quiere quedar para pelearle la titularidad a Jonathan Calleri. En el caso que Daniel Osvaldo arribe al club de La Ribera, el ex All Boys quedaría muy relegado y podría aprovechar el ofrecimiento que llegue desde Avellaneda; que sería de un préstamo por un año o comprar el 50% de su pase.

Por otro lado, los dirigentes siguen negociando las llegadas de Nicolás Tagliafico y Gustavo Toledo, ambos de Banfield. La operación se llevará a cabo en caso de que el “Taladro” se desprenda de los dos futbolistas a la vez, ya que desde Avellaneda pretenden a ambos.