Ramos nuevamente se disfrazó de goleador y acercó al Merengue al campeonato

El Merengue derrotó al Athletic de Bilbao 1-0 de visitante por la fecha 34° de la liga española. El único gol lo marcó Sergio Ramos nuevamente de penal para que su conjunto le saqué 7 de ventaja al Barcelona con un duelo más, sumando el séptimo triunfo seguido.

Real Madrid pasó el examen de fuego ante un rival que se hace fuerte en casa, ganando esta vez sin brillar pero lo importante fue que se llevó tres puntos que podrían ser fundamentales en sus aspiraciones para ser campeón, sobre todo si los catalanes tropiezan ante Villarreal.

A Los de Zinedine Zidane en los minutos iniciales no le fue fácil dominar a un rival bien ordenado y tuvo que apelar a centros desde las bandas, creando una chance clara luego del tiro pasado hacia la llegada de Rodrygo que de cabeza no pudo conectar.

Sin embargo los locales también en ese orden defensivo tuvieron lucidez a la hora de crear riesgo y su posibilidad más neta llegó con el mano a mano de Iñaki Williams, aunque el delantero la envió por arriba de Thibaut Courtois.

En la segunda mitad el cotejo siguió siendo parejo hasta que a 18 del final el árbitro sancionó un penal polémico de Dani García sobre Marcelo. A Sergio Ramos poco le interesó y anotó el triunfo en San Mamés, su tanto 22 seguido desde los once metros, además del décimo en liga.

Real Madrid se afianza en la cima con 77 puntos, 7 más que Barcelona con un partido más, sumando la séptima victoria consecutiva (4 que no le convierten). El viernes recibirá al Alavés en el Alfredo Di Stefano.