Francia con oficio lo dio vuelta y goleó

Francia con oficio lo dio vuelta y goleó

El campeón del mundo venció a Australia 4-1 en el Mundial de Qatar por el Grupo D. Comenzó abajo en el marcador pero Rabiot, Giroud por duplicado y Mbappé revirtieron las cosas para quedar como únicos líderes en su zona.

El último ganador del torneo en Rusia 2018, no quiso otra sorpresa en la jornada y con aplomo, experiencia y sobretodo calidad le alcanzó para dar vuelta un partido que en los planes parecía más sencillo, encaminando bien el barco en busca de otra copa.

La plantilla de Graham Arnold no pudo haber comenzado de la mejor forma porque en su primera acción neta, iba a sorprender. El volante Mathew Leckie desbordó por derecha y envió el centro pasado al otro poste donde apareció Craig Goodwin a los 9 minutos.

Sin embargo los galos nunca perdieron la tolerancia y antes de la media hora encontraron la paridad. Theo Hernandez que había entrado por su hermano Lucas, sacó al centro al punto penal para la aparición de Adrien Rabiot que de cabeza no falló.

Cinco minutos más tarde, a los 32, la escuadra del entrenador Didier Deschamps lo destrabó para pasar al frente. La presión provocó el recupero en la salida rival, Rabiot tocó hacia Olivier Giroud y el hombre del Milan que no había marcado en el Mundial pasado, la empujó para el 2-1.

Los de Oceanía a partir de ahí sufrieron la superioridad aunque en el final crearon una situación propicia a través del cabezazo de Jackson Irvine que golpeó el poste protegido por Hugo Lloris.

La sintonía del juego no cambió en los segundos 45 minutos y el campeón en 1998 aceleró para liquidar el pleito. El extremo del Barcelona Ousmane Démbélé lanzó un centro milimétrico, Kylian Mbappé saltó mucho más alto que su marca y con un testazo cruzado anotó el 3-1 parcial.

Los europeos no se resignaron con dicha ventaja y con un tremendo poderío ofensivo volvió a pegar. La estrella del PSG Mbappé escapó por izquierda, sacó el centro y el delantero de 36 años Giroud, cerró el 4-1 en el Estadio Al Janoub.

Francia quedó como único líder del Grupo D, por encima de Dinamarca y Túnez que igualaron sin goles, y consiguió el tercer mejor inicio en la copa, detrás del 7-3 ante Paraguay en 1958 y justamente el 4-1 a México en 1930.