El Tomba empató 1-1 en Mendoza por la primera fecha del Torneo de Primera División. Había empezado ganando con un tanto de penal pero no lo aguantó y los sanjuaninos empardaron el pleito en un duelo con incidentes en las tribunas.

El clásico de cuyo estuvo caliente y en el debut de ambos el empate fue lo más justo aunque en lo extra deportivo en las tribunas los disturbios se hicieron presentes, sobre todo cuando la visita igualó y arrojó piedras.

En la primera parte el equipo de Daniel Oldrá estuvo mucho más firme en la marca y en la vía aérea fue donde más inquietó.  El defensor Leonel Galeano metió un fuerte cabezazo, el balón tocó el travesaño y salió por centímetros (parece haber entrado) pero el árbitro Germán Delfino dijo que no había ingresado en su totalidad.

Sin embargo tres minutos después el Tomba tendría su recompensa con un penal dudoso. Juan Mattia derribó dentro del área al delantero  Fernando Garro, Delfino cobró penal, y Leandro Fernández lo cambió por gol.

Al inicio del complemento los dirigidos por Rubén Forestello iban a igualar la partida en el Estadio Malvinas Argentinas. Ramiro López luego de un córner metió un cabezazo a quemarropa venciendo al arquero Sebastián Moyano y puso el 1-1 final, aunque recibió algunos piedrazos en el festejo.

Godoy Cruz el viernes visitará en La Plata a Estudiantes mientras que San Martín recibirá a Gimnasia de La Plata, también el viernes.