Nico Domingo tuvo su segunda práctica con Independiente y ya es oficialmente nuevo refuerzo del equipo de Holan. Pero los de Avellaneda esperan alguno más.

Luego de resolver la rescisión del contrato que lo mantenía unido a River, el volante central de 32 años tuvo, esta mañana, su segunda vez en los trabajos de pretemporada en Villa Dominico.

Nico era uno de los jugadores que tenía un futuro incierto en el elenco de Núñez, y sumado al interés manifiesto por el ex técnico de Defensa y Justicia, derivó en la rápida transacción.

Con la tranquilidad de adquirir un nuevo jugador en un sector de la cancha que resultaba prioritario (sobre todo porque el préstamo de Nery Domínguez culmina en Diciembre y no habría chances económicas de comprar el pase), el “diablo” no se queda quieto, y desde la dirigencia, se siguen moviendo para darle los gustos al entrenador que generó una revolución e hizo revivir tanto al plantel, como a los mismos hinchas.

Hoy en día, la prioridad pasa por adquirir un media punta por afuera, pensando principalmente en la posible salida de Emiliano Rigoni (buscado desde Europa, siendo el Zenit, el de interés más firme)

Nazareno Solís, es el nombre apuntado. El ex atacante de Talleres fue a Boca como una apuesta, y nunca tuvo rodaje, ni mucho menos prioridad, en el equipo de “la ribera”. Con el arribo de Cristian Espinoza, la salida parece facilitarse un poco.

Por otra parte, la zona de la defensa, que era la que presentaba más carencia de jugadores, contará con el regreso de Rodrigo Moreira.  El juvenil que supo tener participación en las divisiones menores de la selección, estuvo a préstamo en San Martin de San Juan, y en su retorno, será tenido en cuenta para formar parte del plantel. Junto con Amorebieta, parece cubrirse satisfactoriamente la zaga.

De a poco, el mercado de pases que había empezado trunco para Moyano y compañía, empieza a ver acción y sus frutos.