El campeón igualó 1-1 de local por la 36° fecha de la Premier League. Se había puesto en ventaja con un tanto de Terry pero luego lo empardó Gerard aunque los Red Devils complicaron su entrada a la Champions.

El campeón indiscutible de la Premier, estrenó su trono ante un equipo que necesitaba imperiosamente la victoria, y si bien no jugó bien mantuvo el invicto en su casa con un plantel mezclado entre titulares y suplentes.

En solo cinco minutos de juego el equipo del portugués José Mourinho se iba a adelantar en Stamford Bridge. El español Cesc Fàbregas envió un centro desde el córner derecho y en lo más alto el capitán John Terry puso el 1-0 parcial.

La visita empezó a dominar el balón del juego con el brasileño Philippe Coutinho ante el adversario que decidió matar de contra aunque nunca tuvo la oportunidad de explotar la velocidad de sus volantes ofensivos.

En el cierre de la primera mitad los Red Devils encontraron la igualdad también en la pelota detenida. Raheem Sterling mandó un centro de tiro libre y en el segundo poste el capitán Steve Gerard que jugó su anteúltimo partido en Premier, no perdonó de cabeza.

Los dirigidos por Brendan Rodgers mejoraron en el complemento sabiendo que el empate no les servía y en el arranque Coutinho lo tuvo con un tiro que pasó cerca del arco de Thibaut Courtois.

El duelo se hizo de ida y vuelta y el brasileño Willian respondió con un disparo peligroso para los Blues, aunque luego los londinenses bajaron la intensidad para cerrar el duelo en un empate.

Así Chelsea llegó a 84 puntos y estiró su invicto a 16 partidos entre liga y Copa. El lunes visitara a West Bromwich Albión en la anteúltima jornada.

Liverpool se mantiene quinto con 62 puntos y quedó a seis del Manchester United por lo cual su sueño de entrar a la Champions League quedó casi nula. Crystal Palace será su siguiente rival el sábado como local.